Poemas rescatados de las llamas

Mañana mismo nos llegan los ejemplares de la primera tirada de Poemas rescatados de las llamas, el cuarto título de nuestra colección de poesía, Caja de Formas. Hay mucho trabajo detrás de ese poemario. Trabajo por parte del autor, desde luego, pero también por parte nuestra. Es la primera vez que le metemos mano a un poemario tan extenso como el de Víctor Mesa y el hecho de que muchos de los versos sean bastante largos nos ha obligado a darle muchas vueltas a todo el trabajo de maquetación. La corrección también ha tenido lo suyo.

En todo caso, estamos muy contentos de cómo ha quedado el libro. Será el primer poemario publicado de Víctor Mesa (fuera de obra colectiva) y nos sabe muy bien haber iniciado el año publicando a dos autores tan jóvenes como él y Víctor Atobas, artífice de Autoridad y culpa. Apuntes de Filosofía Política.

Las presentaciones de ambos libros se realizarán en este mismo mes y será un gusto compartir con los autores la publicación de sus trabajos. No obstante, nos hace especial ilusión compartir un rato con todos nuestros amigos y lectores de Jaén, que seguro acudirán a la presentación del libro de Víctor. De hecho, la colección Caja de Formas se planteó en su día como un aporte más a la nutrida (y nutritiva) escena poética local, donde espacios como La Caja de Lot o el Slam Jaén siguen en plena forma.

Anuncios

Cajas de Formas

Ya han pasado un par de semanas desde la publicación de Cuaderno de veredas, el poemario de José Pastor, la tercera entrega de nuestra colección de poesía: Caja de formas. Son muchos los lectores a los que les ha gustado la idea de esta colección, seriada en diez entregas y con un diseño muy particular que, como su nombre indica, juega con la idea de la caja de formas geométricas con la que suelen jugar los niños.

Hace mucho tiempo, buscando recursos para diseñar una cubierta, me topé por casualidad con un artículo sobre los valores educativos de algunos juegos para niños más o menos tradicionales. En concreto, me quedé prendado del potencial de un juego tan sencillo como el que nos ocupa hoy, pues estimula en los niños la capacidad de planear, predecir y resolver problemas sencillos. A partir de ahí, concebí la colección con la intención de dar cabida en ella a diez poetas muy distintos que, en cierta manera, tuvieran capacidad para encarnar distintas formas, ya no solo de escribir poesía, sino de entender lo poético.

Afortunadamente, poco a poco voy puliendo algunos defectos de maquetación y diseño de cubierta de esta colección que, libro a libro, se va completando. De hecho, en lo que queda de año espero publicar otro poemario más, dejando casi mediado este proyecto tan importante para Piedra Papel Libros que, espero, se siga consolidando con el paso del tiempo.