Una mujer venciendo

En todo este tiempo no le he visto la cara. No sé quién es. Sin embargo, la mujer de la que hablo tiene mucho que ver con esta aventura, Piedra Papel Libros, con su viabilidad, con su supervivencia. Desde el primer libelo hasta el último libro que acabamos de cerrar, su ayuda ha sido inestimable para rebajar el importe de los pedidos a imprenta. Y eso no es poco; no para el autor de este diario.

Por supuesto, no todo es jauja, seguro que nos hemos puesto mala cara detrás de algún correo electrónico, pero eso es lo de menos. Lo de más es dolerse por la gente que, se quiera o no se quiera, está detrás de las cosas por las que uno pelea, como este proyecto editorial desesperado y loco, paciente, duro como una piedra.

Mi comercial no es eso. No solo. Me ayuda a que los libros salgan a tiempo y es diligente, educada y ciertamente cordial. He hablado unas cuantas veces por teléfono con ella y, más allá de lo evidente, más allá -y espero no equivocarme, que tengo mal oído- de ese acento sevillano tan reconocible, se halla una profesional en fondo y forma. Pero eso, aquí también, es lo de menos. Lo que importa es lo que digo, ahora, justo ahora, lo que te digo, M: Eres fuerte, vas a vencer y vamos a hacer muchos, muchos, muchos libros más… Yo cuento con ello.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s